Hormonas, ¿y qué?

Mi yo pre mentrual es muy fuerte. Pero no fuerte en plan “podría comerme el mundo” no, fuerte en plan “me como una tableta de chocolate sin pestañear”.

Es más ayer le envié éste mensaje a El Marido mientras él estaba en el super:

Cómprame algo de chocolate que tenemos que intentar superar la semana”.

Y tranquilas y tranquilos que no me voy a poner a hablar por aquí de mi regla, menstruación o como queráis llamarla, no…os voy a hablar de mis amigas las hormonas, porque esas sí que me afectan. Me pongo a llorar o me entra la ira homicida en cuestión de segundos. ¿Por qué os cuento esto? Pues por hacer un poco de tribu y no sentirme ni tan sola ni tan loca.

Pensaréis que si tanto me afectan durante el embarazo debía ser la hostia. Pues os diré que lo llevé muy bien. Solo hubo un día que la ira se apoderó de mi y que le dije a El Marido “menos mal que no estabas en casa porque te hubiera roto una silla en la cabeza” es más, salí por la ventana y todo para ver si lo veía por la calle para tirarle algo. Aunque estoy segura que si un día con tiempo os cuento el motivo me dais la razón. Bueno quizás para romperle una silla en la cabeza no era, eso sí lo acepto.

Con este tema El Marido tiene el cielo ganado. Lo aprendió pronto y por la puerta grande. Cuando llevábamos pocos meses saliendo me dijo un día en el gym “tienes los hombros un poco huesudos”. ¿Huesudos? No sé aún que pretendía decirme con eso y no le di tiempo a explicarse porque me puse a llorar a moco tendido en mitad del gym. Un gym abarrotado a esa hora y con mi padre haciendo pesas al final de la sala sin saber muy bien si tenía que dejar que lo solucionáramos o si tenia que venir a dar un puñetazo a alguien. Y yo pasé del llanto de pena extrema por mis hombros huesudos al llanto de vergüenza porque todo el mundo nos miraba, cosa que hacía que nos miraran más. ¡Un momentazo! Desde entonces cuando El Marido quiere meterse conmigo, porque el es mucho de chinchar, le digo “estoy hormonal” y el pilla perfectamente que esa semana nada de meterse conmigo en plan broma porque puedo acabar llorando dónde y cuándo sea.

Ya os he contado una de ira y una de llanto. ¿Os afectan tanto las hormonas? Contadme algún momentazo.

Anuncios

Operación Pañal

Cuando tenía 18 y me examiné la primera vez para sacarme el carnet de conducir suspendí. Y pensé “nunca voy a conseguirlo” porque lo había hecho lo mejor que sabía, así que vi lo de aprobar super lejano. Sin embargo a la siguiente aprobé. ¿Por qué os cuento esto? Pues porque el primer día sin pañal en casa pensé lo mismo, “nunca vamos a conseguirlo”.

Cada bebé o niño es un mundo así que no hay un momento para decidir empezar la operación pañal. Muchos colegios no permiten empezar p3 y llevar pañal, así que eso marca un poco las pautas. Es el caso del colegio donde empezará La Mochuela en septiembre, así que antes de septiembre teníamos que despedirnos del pañal. Podríamos haber empezado en verano pero me parecía un poco justo de tiempo para que lo tuviera controlado y como ella estaba preparada decidí que semana santa teniendo yo vacaciones era el momento idóneo.

El primer dia en casa con ella fue agotador. Tengo que decir que ella lo hizo genial, pero tuvo 5 escapes de pipi en todo el dia, 4 por la mañana y 1 por la tarde. El resto de pipis los hizo todos en el wc de los mayores. Nosotros no hemos comprado un orinal, sino un adaptador y un escalón para que llegue, y ella solita sube al vater. Pero El Marido trabajaba, así que, sola en casa sin salir en todo el dia y cada 15 minutos preguntando si tenia pipi…se me hizo el día muy muy largo.

El segundo día sin pañal decidimos salir a la calle las dos solas y fue un éxito. Yo iba cargada con 5 mudas(bragas, medias y vestidos), 2 pares de zapatos …vamos, media casa a cuesta y no hemos usado nada. Todos los pipis los hizo en el baño del bar donde estábamos, eso si fue llegar a casa y hacerse caca y pipi encima. Pero bueno, no está mal. Y por la tarde igual o más bien, ya que hizo todos los pipis en el baño, no tuvo ningún escape y ella pidió varias hacer pipi.

El tercer día nos vinimos arriba y nos fuimos a la casa de unos amigos a unos 40 minutos de la ciudad. Tengo que decir que cuando El Marido me dijo que el sábado íbamos de barbacoa me pareció una mala decisión. ¿40 minutos en coche y una casa ajena para el tercer día sin pañal? Avisé que La Mochuela les iba a abonar el cesped. Pero después de lo bien que fue el segundo día me volví la más positiva con el tema y no iba desencaminada. Lo hizo fenomenal, solo tuvo un pequeño escape en todo el día y además ya avisaba ella con un melodioso “pipi mami”.

El resto de días no os los voy a contar por no aburriros, pero la cosa a seguido bien, ya le tenemos el ritmo pillado a lo de ir sin pañal, ¡y yo contentísima!

A pasado una semana desde que quitamos el pañal y ya tenemos pipis y cacas controlados.

Mis minis consejos para la operación pañal:

una vez que empieces no lo dejes”. Eso es algo que me dijo mucha gente y no fue hasta que empece mi propia operación pañal que entendí el significado de esa frase. Te entrarán ganas, cuando lleves 5 horas y hayas limpiado 5 pipis te entraran ganas de dejarlo para otro día, pero no desfallezcas, de verdad que se acaba viendo la luz al final del túnel , sino es ese día será al siguiente pero será.

Hazte con un buen arsenal de bragas/ calzoncillos. Esto me lo dijo un compañero de trabajo y más razón que un santo.

Un equipo adecuado a tu bebe. En mi caso no nos servía un orinal porque La Mochuela tenía curiosidad por ir al wc de los grandes, así que compramos un adaptador y un escalón.

⁃ Fíjate en las señales que indiquen que tu hijo/a está listo/a.

Ves explicándole lo que va a pasar en los próximos dias y el día que deje el pañal explícaselo muy bien, nosotras hasta teníamos una canción que se llamaba “adiós pañalete ya no te llevaré en mi culete”, es tan buena que seguro pronto la oiréis en la radio.

Así que si creéis que vuestro pequeño está listo, no lo dudéis…aunque hayan unos días difíciles lo pillan antes de lo que pensamos.

¿Cómo fue tu experiencia con la Operación Pañal?

¡Hasta la próxima mis treintañeras aterradas!

Los virus

Este finde lo hemos petado. Cena con amigos, salidas en familia, cumpleaños infantiles y hasta un ratito para dos. Pero es que había que compensar el finde pasado que se resume en una palabra: Virus

Esos malditos enemigos que se adueñan de la casa y acaban con cualquiera.

Y eso nos pasó.

Una gastrointeritis llegó la semana pasada y arrasó con todo aquel que se le ponía por delante. Empezando por La Mochuela eso está claro, a la que con todo el amor del mundo hemos bautizado en la familia como #lapacientecero.

Y como siempre pasa, después de los niños van los padres(y los tíos, abuelos…) y hemos caído en la trampa. Cuando La Mochuela empezaba a encontrarse mejor e inocentes pensamos “nos hemos librado esta vez”, llegó el primer retortijón para El Marido y mi cara de pánico, porque si el lo coge significa que el virus aun estará unos días y que tengo más posibilidades de pillarlo.

Y así ha sido: ¡todo para mi! Con todo lo maravilloso que tiene una gastro. Sus noches de dolor de tripa, sus horas de baño, sus fríos y sus calores…maravilloso.

Si que tengo que decir que llevo mejor encontrarme yo mal que ver a La Mochuela como la he visto estos días. Que lástima da verlos tan pequeñitos y tan malitos, ¿verdad? Aunque ya el combo bebe enfermo+padres enfermos es para caerse de culo, tanto fue asi que ya cuando La Mochuela habia mejorado y empezaba nuestra agonía se tuvo que quedar una noche a dormir con La Madre(ya La Abuela)…no había forma de que El Marido o yo misma cuidáramos de otro ser.

Afortunadamente aunque creas que nunca va a pasar, pasa y vuelves a tu día a día sin malestares ni dolores. ¡Y con un fin de semana a tope de planes infantiles!

¡Nosotras hemos acabado el domingo jugando a las princesas! ¡Pilas recargadas para empezar la semana a tope!

¡Feliz lunes y hasta la próxima mis treintañeras aterradas!

¡La vida es un Carnaval!

“Ay, no hay que llorar (No hay que llorar)

Que la vida es un carnaval

Que es más bello vivir cantando”

Se acerca Carnaval y os tengo que decir que aunque no he sido de disfrutarlo al máximo siempre me ha gustado. De niña me disfrazaba siempre y de más mayor de vez en cuando también. Hubo una época con Las Amiguitas que nos disfrazábamos cada año. El disfraz que recuerdo con más cariño es el de campanilla. Ya no solo porque nos quedó muy chulo sino por esas tardes al salir de clase preparándolo entre todas.

Luego pasé años sin disfrazarme, alguna que otra casa rural con los amigos aprovechando la excusa de carnaval para hacer un macro fiestón. El primer Carnaval con El Marido fue exactamente eso, una super fiesta en una casa rural. El de luchador mexicano y yo de Tom Raider.

Ahora con La Mochuela estoy volviendo a disfrutarlo.

Aunque como no va a la guarde ni al cole aún no estamos muy metidos en la semana de carnaval ni todo eso de “el rey de carnaval dice que hoy hay que ir vestido de tal o cuál manera”, ya nos tocará el año que viene.

Este año, solo se disfrazará el fin de semana para la rua del barrio.

Este es su tercer Carnaval.

El primer año no tenia muy claro si disfrazarla o no, pensé que no querría ponerse nada. Así que me fui a un bazar y por 4€ le compre un disfraz de gato rosa, lo único que encontré de su talla. La verdad es que resultó ser bastante gracioso. Por la mañana, y esto ya fue cosa de El Marido, la disfrazamos de Son Goku, sí, el de las bolas de dragón.

Para su segundo Carnaval usé un disfraz de mi ahijado de pingüino. Casi muero de amor al verla mover ese culillo de pingüino caminando por la calle, aunque a ella la parte del gorro con el pico no le gustó mucho.

Este año irá de Ladybug. ¡Le encanta! Pero…ahora esta muy en la fase de “esto no” cuando le dices que haga/coma/se ponga algo. Así que por si acaso ve el disfraz de LadyBug ye nos dice “este no” tenemos un plan B, que es un disfraz de princesa que eso nunca falla en esta casa.

¿Vosotr@s que creéis? ¿Princesa o Ladybug?

¡El sábado lo sabremos!

Colegios

Ya contaba por ig el otro día que ha llegado el momento de elegir colegio para #lamochuela y para eso hay que visitarlos y conocerlos.

Hemos ido a ver 2 sitios y en los dos hemos intentado parecer personas serias y capaces de tomar esa decisión. Sé que es mi hija y todo eso, pero aun me cuesta ese rol de madre en el que tengo que tomar decisiones trascendentales y de por vida para ella. Vale, quizás exagero un poco siempre se puede cambiar de colegio, pero ya entendéis a lo que me refiero. Además de mantener esa actitud de adultos maduros y capaces con #elmarido cuando aún me siento como aquella jovenzuela que lo conoció. Pero no, ya no somos dos crios, somos dos adultos(como decía maduros y capaces) de los que depende una persona.

Tampoco quiero dar nombres por aquí de donde va o deja de ir #lamochuela así que los llamaremos COLEGIO A y COLEGIO B.

Al COLEGIO A fuimos el viernes por la tarde. Dos lineas, 30 alumnos en clase, horario de 9 a 17 con 2 horas para comer( de 13 a 15). Teniamos entrevista privada con la directora del centro, una mujer muy amable que nos explicó todo. Nos gustó mucho poder ver a los niños en horario escolar con las profesoras.

Al COLEGIO B hemos ido hoy, sábado por la mañana. Cuatro líneas(para algunos muchas pero yo me crié tal cual, así que me parece algo normal), unos 20 niños por clase, horario de 9 a 17 horas con dos horas para comer. Hemos ido hoy con otros padres para conocer el colegio, estaba el director, profesoras de infantil, profesores de bachillerato y eso, habían talleres para los más pequeños. #lamochuela se lo ha pasado pipa. Tiene bastantes números que el colegio B sea el elegido. Además, el cariño con el que se han acercado a saludarnos profesores que tuvimos hace 20 años me ha gustado mucho y ver como se volcaban en #lamochuela para que se lo pasará bien también.

Los dos muy parecidos en educacion, hacen inglés y asignaturas en ingles (aparte e la asignatura propia de ingles), hacen robótica y programación, matemáticas manipulativas para los más pequeños…la idea de infantil es que aprendan jugando y trabajan por proyectos en esta etapa. Supongo que un poco como todos, ¿no? Es lo que se lleva ahora.

No sé como funciona en otros países o comunidades o ciudades , pero aquí nos movemos por puntos y son lo que te dan prioridad a una escuela u otra.

Se resumen en:

⁃ Si ya tienes a un hijo en ese cole y quieres que vay el segundo 40 puntazos que tienes.

⁃ Por cercania, 30 puntos.

⁃ Si eres de familia numerosa, 15 puntos.

⁃ Si el niño tiene alguna discapacidad o enfermedad crónica, 10 puntos.

⁃ Si padre, madre o tutores son ex alumnos, 5 puntos.

Y alguno más pero tampoco quiero soltaros un super rollazo. Total que tu tienes que elegir primera opción, segunda opción, etc, etc…y de ahí según los puntos te puede tocar el que te gusta o el que no.

La preinscripción se realiza en los meses de marzo o abril y la matriculación en junio.

Aun nos queda la visita en el colegio B en horario escolar que es importante.

Seguiré informando del tema elección colegio.

¡Hasta la próxima mis aterrad@s!

Creando Recuerdos

¡Feliz Navidad!

¡Feliz Noche Vieja!

¡Feliz Año Nuevo!

…y que los Reyes Magos os traigan muchas cosas!

Aprovecho para decir todo lo que me he dejado por decir ya que no paso por aquí desde el año pasado (broma fácil, eh!).

Pero qué puedo decir, desde que empezó diciembre hemos estado disfrutando al máximo de #lamochuela y pasando mucho tiempo en familia. Ya no solo la Navidad, sino desde el puente de diciembre que prácticamente no hemos parado.

Hemos ido al Cosmo Caixa y la verdad es que le flipó. Es un plan súper recomendable porque son solo 5€ y hay mil cosas que los peques(que no pagan por cierto) pueden tocar y experimentar. Ademas hay algún que otro animalillo y es bonito. Fue en el Cosmo Caixa donde descubrí lo valiente que es mi hija porque le saltó a la cabeza una especie de pájaro y no se asustó, vamos que me pasa a mi y me da un autentico parraque y ella por allí como si nada.

También fuimos al Aquarium y claramente le dio igual, y eso es bastante más caro, así que mensaje captado, la próxima excursión al Aquarium que la haga con el cole porque yo no vuelvo.

Han sido las Navidades donde ha alucinado conociendo a Papa Noel y los Reyes Magos, el año pasado no quería ni acercarse y este año me ha costado que aguantara haciendo la cola porque solo quería acercarse a ellos y abrazarlos.

Ha flipado con los regalos de Navidad y sobretodo con la mañana de reyes.

Ha aplaudido con todos la llegada del 2019 y se ha comido como 30 uvas en las campanadas(bueno, eso ya lo hizo el año pasado también).

Que pena que ella no vaya a acordarse de todo lo vivido estos días, que es feliz seguro, pero recuerdos nítidos, ¿creéis que tendrá con 2 años? Hablando con #elmarido su primer recuerdo es sobre los 2 años y algo, una mañana su madre abriendo la ventana de su habitación para despertarlo. Mi primer recuerdo es más a los 3, vestida de Blancanieves para celebrar el carnaval en el colegio, ahora P3 antes parvulario, de la mano de mi madre. Mi madre trabajaba de mañana así que nunca me podía llevar al colegio (eso sí, a recogerme nunca fallaba con un zumo y un bocata) salvo algún día especial que se cogía fiesta, recuerdo hasta lo feliz que me sentía porque ese día sí me llevaba mi madre. Ese es mi primer recuerdo nítido, y es a partir de ese momento que tengo una relación de recuerdos más en mi cabeza, luego está lo típico que “recuerdas” o bien por las fotos familiares o porque te han contado la misma historia unas 300 veces.

¿Cuál será el primer recuerdo de #lamochuela?

¿Os habéis planteado alguna vez cuál será el primer recuerdo de vuestros hijos?

¿Y el vuestro? Me encantaría saberlo.

Sesiones de fotos (a veces aterradoras)

Cuando decides hacer una sesión de fotos con un niño/bebé nunca sabes como va a salir.

Desde que nació La Mochuela le hemos hecho varias sesiones de fotos y en general han ido bien.

La primera sesión se la hicimos con unos 3 meses y nos fue muy bien. Flipaba con las luces, los colores y las texturas que le pusieron y se dejó hacer muy bien. Salieron muchas fotos monisimas.

Primera sesión de fotos

Cuando hizo el año decidimos hacerle una sesión Smash Cake y fue un desastre. No quería ni ver ni tocar el pastel y menos mal que la sesión la hacia Istar Photos y es una artista y acabaron saliendo unas fotos familiares preciosas.

Nos animamos con el Smash Cake porque un mes antes le habíamos hecho su primera sesión navideña y salió genial.

Sesión Navideña 2017

Pero no, con el Smash Cake ella decidió que no, que no estaba para fotos.

Smash Cake

Smash Cake

Este año saliera como saliera dijimos que sí, que queríamos sesión de fotos navideña. Decidimos volver a confiar en Istar Photos y fue una gran decisión. La decoración que montó fue preciosa y siempre consigue hacer magia aunque el niño o niña no tenga el día.

Pero La Mochuela sí lo tenía y disfrutó un montón.

Os pongo alguna de las fotos preciosas que le hicieron.

¡Hasta la próxima mis treintañeras/os aterradas/os!